Differences between Canadian and European French

Differences between Canadian and European French

In the late 1700’s the French colonies that had settled in North America became isolated with the arrival of the British that cornered them with their own American settlements, which was the first step towards a breach in North American and European French, much like it occurred with other languages such as Spanish, Portuguese and, of course, English.

Colonies developed their own branches of the languages, and as time went by, they took in more and more terms from native languages (a lot of vocabulary in South American English derives from Native American languages), from foreign languages brought by immigrants (such as Italian in countries such as Argentina and Uruguay), not to mention cultural exchange became more common between neighboring countries thanks to commercialization.

Around the late 1800’s, interaction between French-speaking and English-speaking Canadians became more recurring, as did their interaction with the United States, and so many terms that French Canadian was missing from topics such as manufacturing, trade, law, and government, among others, were adopted from English.

It is said that the difference between European and Canadian French might be even larger than that between British and American English. As a matter of fact, many Europeans have claimed that they experience great difficulty in understanding Canadians at times. Given their differences in pronunciation, spelling, grammar and vocabulary, it’s normally compared with the gap between European and Brazilian Portuguese.

There are several varieties of French within Canada itself. However, since the most widely spoken one is Quebec French, we will generalize it as “Canadian French” in comparison to what is called “Metropolitan French”, meaning it’s mainly focused in Parisian French.

Here are some of the most noticeable differences we can find between the two:

Grammar

Spoken Québec French uses far less specifiers, such as prepositions. In some cases, they are eliminated altogether, in some others, instead of using a specifier that Metropolitan French assigns to a verb in particular, Québec French will use the more general relative clause: “que” (that). For example:

Metropolitan French: “J’ai un enfant dont je dois m’occuper.” — I have a baby of whom I should take care.

Québec French: “J’ai un enfant à m’occuper.” — I have a baby I’m taking care of.

Another main difference in grammar lies in subject and object pronouns, which are, most of the time, not the same. In spoken Québec French prepositions may be shortened, and different pronouns might be used. For example: Metropolitan French is very careful about the distinction between ‘tu’ (informal second person singular) and ‘vous’ (formal second person singular, used with anyone that is not a close friend or relative), whereas in spoken Canadian French they tend to be more relaxed about using either one.

Vocabulary

The main reason as to why there are so many differences in vocabulary between Canadian and European French is Anglicisms, that is to say, the borrowing of English words by Québec French. However, English is not the only language from which Canadians took several terms; some are borrowed from aboriginal languages that colonizers were exposed to upon their arrival in America. For example: carcajou (wolverine), atoca (cranberry), manitou (VIP), amongst plenty others.

Pronunciation

While there are several differences in pronunciation between Metropolitan and Québec French, the most noticeable ones can be found in vowels. Canadians have a more nasal intonation, which produces an “un” sound that is no longer used in Metropolitan French.

There are other cases of words derived from 300-year old Classical French in which the long pronunciation of certain vowels has been retained in Québec French pronunciation even though the pronunciation was lost in Metropolitan French.

The best way to engage with any language is to try and experience it from all its varieties. Therefore, should you be truly interested in learning French, here is a branch of theirs you might have been overlooking all along. And what’s best, you now know the differences between them!

  • No hay texto alternativo para esta imagen

Diferencias entre el francés canadiense y europeo

A fines del 1700, las colonias francesas que se habían establecido en América del Norte se aislaron con la llegada de los británicos que las arrinconaron con sus propios asentamientos, lo que fue el primer paso hacia una brecha en el francés de América del Norte y Europa, al igual que ocurrió con otros idiomas como español, portugués y, por supuesto, inglés.

Las colonias desarrollaron sus propias expresiones en los idiomas y, con el paso del tiempo, fueron adquiriendo cada vez más términos nativos, por ejemplo, mucho vocabulario del inglés sudamericano deriva de los idiomas nativos americanos, y de los idiomas extranjeros traídos por inmigrantes, tal es el caso del Italiano en países como Argentina y Uruguay. Además, el intercambio cultural se hizo muy común entre países vecinos gracias a la comercialización.

Alrededor de finales de 1800, la interacción entre canadienses de habla francesa e inglesa se volvió más recurrente, al igual que su interacción con los Estados Unidos, y tantos términos que el canadiense francés faltaba en temas como manufactura, comercio, leyes y gobierno. entre otros, fueron adoptados del inglés.

Se dice que la diferencia entre el francés europeo y el canadiense podría ser incluso mayor que entre el inglés británico y el estadounidense. De hecho, muchos europeos han afirmado que a veces tienen grandes dificultades para comprender a los canadienses. Dadas sus diferencias en pronunciación, ortografía, gramática y vocabulario, normalmente se compara con la brecha entre el portugués de Brasil y el europeo.

Hay diversidad del idioma francés dentro del propio Canadá. Sin embargo, dado que el más hablado es el francés de Quebec, lo generalizaremos como «francés canadiense» en comparación con lo que se llama «francés metropolitano», lo que significa que se centra en el francés parisino.

A continuación, algunas de las diferencias más notables que podemos encontrar entre los dos:

Gramática

El francés hablado de Quebec utiliza muchos menos especificadores, como por ejemplo, las preposiciones. En algunos casos, se eliminan por completo, en otros, en lugar de utilizar un especificador que el francés metropolitano asigna a un verbo en particular, el francés quebequense utilizará la cláusula relativa más general: “que”. Tal es el caso en las siguientes frases:

Francés metropolitano: «J’ai un enfant dont je dois m’occuper». – Tengo un bebé del que debo cuidar.

Francés de Quebec: «J’ai un enfant à m’occuper». – Tengo un bebé del que estoy cuidando.

Otra diferencia gramatical notable radica en los pronombres de sujeto y objeto, que, la mayoría de las veces, no son lo mismo. En el francés hablado de Quebec, las preposiciones se pueden acortar y se pueden utilizar diferentes pronombres. Por ejemplo: el francés metropolitano es muy cuidadoso con la distinción entre ‘tu’ (segunda persona del singular informal) y ‘vous’ (segunda persona del singular/plural formal, que se usa con cualquier persona que no sea un amigo cercano o pariente), mientras que en el francés canadiense hablado tienden a estar más relajados sobre el uso de cualquiera de ellos.

Vocabulario

La principal razón por la que existen tantas diferencias de vocabulario entre el francés canadiense y el francés europeo son los anglicismos, es decir, el préstamo de palabras en inglés por parte del francés quebequense. Sin embargo, el inglés no es el único idioma del que los canadienses tomaron varios términos; algunos están tomados de lenguas aborígenes a las que estuvieron expuestos los colonizadores cuando llegaron a América. Por ejemplo: carcajou (glotón), atoca (arándano), manitou (VIP), entre muchos otros.

Pronunciación

Si bien existen diferencias en la pronunciación entre el francés metropolitano y el quebequense, las más notables se encuentran en las vocales. Los canadienses tienen una entonación más nasal, lo que produce un sonido «un» que ya no se usa en el francés metropolitano.

Hay otros casos de palabras derivadas del francés clásico de hace 300 años en los que la pronunciación larga de ciertas vocales se ha conservado en la pronunciación del francés de Quebec, aunque la pronunciación se perdió en el francés metropolitano.

La mejor manera de interactuar con cualquier idioma es probarlo y experimentarlo en todas sus variedades. Por lo tanto, si está realmente interesado en aprender francés, aquí puede encontrar información que quizás haya estado pasando por alto todo el tiempo. Y lo que es mejor, ¡ahora conoces las diferencias entre ellos!

Conocé más sobre nosotros en nuestra Página WebInstagramFacebookLinkedInBlogTikTokLasso, y aprendé inglés online.

Sumate a nuestro newsletter para recibir novedades sobre nuestros cursos.

Gracias a Camila Binetti por la nota, Cecilia Musis por la traducción al español, Araceli Sabransky por el diseño gráfico y gestión de redes y Christian Trappani por la organización.

Glosa Idiomas 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?