Untranslatability — Words in English that Don’t Have a Spanish Translation

Untranslatability — Words in English that Don’t Have a Spanish Translation

Untranslatability is the quality of certain words which have no immediate equivalent when translated into another language. This lexical gap may arise from the fact that, in spite of globalization and the homologation of certain countries into one group despite the differences in languages (for example: Europe, the Western World), each language has its own “culture”, its own relationship which each country in which it’s spoken, different “needs” to which to adapt. For instante, the Spanish word ‘sobremesa’ (the act of conversing at the dinner table after having eaten) does not have a translation in English because perhaps there was never need of one, seeing as English-speaking countries might not practice that activity and therefore have no need for a term to describe it.

Needless to say that untranslatability does not imply that there is no possible way of describing a term in another language; even while lacking the exact mirrored term, all languages can resort to more words to more accurately explain them.

Let’s take a look at certain terms in English that have no immediate translation into Spanish:

TO COMMUTE — The act of commuting, which describes the journey a person does every day from home to their workplace, does not have an equivalent term in Spanish. From this verb derive other terms, such as ‘commuter’, which refers to a person who travels from home to their work.

SHOPLIFTER/BURGLAR — The English language has much more specific terms for criminals depending on which is the crime they commit; a shoplifter, is a robber that steals specifically from shops and a burglar, from homes. In Spanish, however, such specification does not exist. Instead, they are all referred to as “ladrones” (robbers) sometimes further explaining by adding “de tiendas/casas” (of stores/homes).

TO LOCK — In English, this refers to the action of turning the key after closing the door so that it cannot be opened. In Spanish, we would normally say “cerrar con llave” (close with a key); however, there is no single-word verb that describes that action.

TOES — This is the term used to speak specifically of the “fingers” on our feet. In Spanish, such distinction is not made.

TO STARE — This is yet another case of specification in the English language that the Spanish language does not mirror. To stare is to keep one’s eyes fixed on something, looking at something very attentively. In order to translate it, we would once again need more than one word: “mirar fijamente”, “clavar los ojos en algo”.

TO TIP — This verb derives from the noun of the same name which describes the extra money one leaves their server after having ordered something to eat and/or drink at an establishment.  In the case of Spanish, while the word to describe the noun does exists (“propina”), the verb derived from it does not; instead, they use the phrase “dar/dejar propina”.

Just like these, we can find countless other examples. And who knows? Perhaps by taking a closer look at untranslatable terms and coming across one we could use in our own language, we might be the ones to create their translation.

Intraducibilidad: palabras en inglés que no tienen traducción al español

La intraducibilidad es la calidad de ciertas palabras que no tienen un equivalente inmediato cuando se traducen a otro idioma. Esta brecha léxica puede surgir del hecho de que, a pesar de la globalización y la homologación de ciertos países en un grupo aun cuando existen diferencias en los idiomas (por ejemplo: Europa, el mundo occidental), cada lengua tiene su propia «cultura», su propia relación en cada país en el que se habla, de acuerdo con las diferentes “necesidades” a las que adaptarse. Por ejemplo, la palabra española ‘sobremesa’ (el acto de conversar en la mesa después de haber comido) no tiene traducción al inglés porque quizás nunca hubo necesidad de crear una palabra que describa ese hábito, dado que los países de habla inglesa podrían simplemente no practicarlo.

Sin mencionar que la intraducibilidad no implica que no exista una forma posible de describir un hecho en otro idioma; incluso si carecen de la palabra que lo refleje exactamente. Todos los idiomas pueden recurrir a más palabras para explicarlos con mayor precisión.

Observemos ciertos términos en inglés que no tienen traducción inmediata al español:

COMMUNTE – El acto de desplazarse, que describe el viaje que hace una persona todos los días desde su casa hasta su lugar de trabajo, no tiene un término equivalente en español. De este verbo se derivan otros términos, como «viajero», que se refiere a una persona que viaja desde su casa al trabajo.

SHOPLIFTER/BURGLAR: el idioma inglés tiene términos mucho más específicos para los delincuentes según el delito que cometan; un SHOPLIFTER, es un ladrón que roba específicamente en las tiendas y un BURGLAR, el que roba solo en las casas. En español, sin embargo, dicha especificación no existe. En cambio, a todos se les conoce como «ladrones», y a veces se explica más agregando «de tiendas / casas».

TO LOCK – En inglés, se refiere a la acción de girar la llave después de cerrar la puerta para que no se pueda abrir. En español, normalmente diríamos “cerrar con llave”; sin embargo, no existe un verbo de una sola palabra que describa esa acción.

TOES – Este es el término que se usa para hablar específicamente de los «dedos» de nuestros pies. En español no se hace tal distinción.

TO STARE – Este es otro caso de especificación en el idioma inglés que el idioma español no refleja. stare es mantener los ojos fijos en algo, mirándolo con mucha atención. Para traducirlo necesitaríamos de nuevo más de una palabra: “mirar fijamente”, “clavar los ojos en algo”.

TO TIP – Este verbo deriva del sustantivo del mismo nombre que describe el dinero extra que uno deja a su servidor después de haber pedido algo de comer y / o beber en un establecimiento. En el caso del español, mientras que la palabra para describir el sustantivo existe (“propina”), el verbo derivado de él no existe; en su lugar, usan la frase “dar / dejar propina”.

Además de estos, podemos encontrar innumerables otros ejemplos. ¿Y quién sabe? Quizás al observar más de cerca los términos intraducibles y encontrar uno que podamos usar en nuestro propio idioma, podríamos ser nosotros quienes creemos su traducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?